Andreidas

Mientras en la tele me animan a abrazar la electroestimulación mediante el Bodymax, pienso en Orlan, en Donna Haraway, en Marí­a Robot, en el eterno femenino, en La Eva Futura. Si Lord Ewald hubiera conocido Realdoll, probablemente no hubiera tenido que recurrir al dios-ingeniero Tomás Alva Edison, el brujo de Menlo Park, para crear a Hadaly.

Anotaciones similares