Bañarse

Nos bañamos a las diez, hasta que sólo quedó un pequeño resto de luz; me sentí­ tan feliz que tuve que fotografiarlo, no entiendo muy bien porqué. Tuvimos suerte y esta vez no nos manchamos de chapapote.

Anotaciones similares