Correcciones

Leo una anécdota sobre el pintor Pierre Bonnard. Le gustaba seguir trabajando en sus cuadros antiguos, aunque los hubiera vendido mucho tiempo atrás. Andaba así­ al acecho en los museos, hasta que el vigilante se alejaba; entonces sacaba del bolsillo una paleta minúscula y un trocito de pincel y con él aplicaba a toda prisa algunos toques de luz a sus cuadros.

Anotaciones similares