Nimboestratos Oblómov

Empiezo el año con un estado de ánimo a lo Oblómov: leo la Guí­a del observador de nubes que me regalaron —muy entretenida— y veo el cielo cubierto de nimboestratros, ¿o serán cumulonimbos? Desde aquí­ no se sabe muy bien.

Las ilustraciónes que recupera Agence Eureka, siempre buenas.

Anotaciones similares