Ojo con los optimistas

Estoy leyendo Reflexiones sobre la violencia de Georges Sorel. No está de más leer sus ideas sobre la creatividad de los conflictos. Sorel era un pesimista, y anoto aquí­ su advertencia sobre los optimistas:

«Durante el Terror, los hombres que más sangre hicieron correr fueron aquellos que tení­an el más vivo deseo de que sus semejantes llegasen a gozar de la Edad de Oro con que ellos habí­an soñado, y que asimismo mayor preocupación tení­an por las miserias humanas: optimistas, idealistas y sensibles, se mostraban tanto más inexorables cuanta mayor era su sed de felicidad universal.»

Anotaciones similares