Sociedad de emisores

Roland Barthes escribió lo que sigue en 1975; me pregunto si internet habrá cambiado en algo este panorama:

Vivo en una sociedad de emisores (siendo yo mismo uno de ellos): cada persona con quien me encuentro o que me escribe, me dirige un libro, un texto, un balance, un prospecto, una protesta, una invitación a un espectáculo, una exposición, etc. El goce de escribir, de producir, apremia a todos; pero como el circuito es comercial, la producción libre sigue atascada, enloquecida y como desesperada; las más de las veces, los textos, los espectáculos van allí­ donde no se los reclama; encuentran para su desgracia, «conocidos», no amigos, y mucho menos compañeros; lo cual hace que esta suerte de eyaculación colectiva de escritura, en la cual podrí­a verse la escena utópica de una sociedad libre (donde el goce circularí­a sin pasar por el dinero), está encaminada hoy hacia el apocalipsis.

Anotaciones similares