Tragarse la Ciudad

Ayer el mar parecí­a querer tragarse a la ciudad: la misma fotografí­a que hago año tras año.

Leí­ las palabras ringorrango y arrequive —que es algo así­ como un adorno excesivo y sin valor—, espero poder usarlas alguna vez.

También me enteré de una propuesta del PP de exigir un ¿contrato? de integración de los inmigrantes en las ¿costumbres españolas?. Parece ser que en otros paí­ses europeos existen pruebas de ciudadaní­a parecidas: por ejemplo, en Holanda hay un test en el que se debe responder a preguntas como quién era Guillermo de Orange y cosas así­. A mí­ lo que me inquieta es la certeza de que si una prueba semejante se extendiera a la totalidad de los nacionales españoles… ¡nos quedarí­amos sin ciudadanos!

Y una nota de humor: los «intelectuales» españoles apoyan a Zapatero. ¿Querrí­an hacer algo parecido a esto En fin, como dice Martin Pawley, con amigos así­, ¿quién necesita enemigos?

Anotaciones similares